Como cuidar una rosa

Como cuidar una rosa

Las rosas son una de las plantas más sencillas que las puedes encontrar comúnmente en casas y jardines, ya que estas flores embellecen cualquier lugar. Por su agradable fragancia y su estilo de colores son una de las flores favoritas para regalar en ramos para cualquier ocasión.

Por este motivo, sembrar rosas se ha convertido en una idea fabulosa, pero debes tener en cuenta que requiere de muchos cuidados para evitar que se marchiten. En este artículo te mostraremos varias formas de cómo cuidar una rosa para embellecer cada día más tu jardín o maceta.

También es muy probable que muchas veces optemos por comprar rosas naturales preservadas. Su principal diferencia es que no requieren tantos cuidados como las que sembramos habitualmente.

Ellas cuentan con un compuesto químico que les permiten durar mucho tiempo, gracias a un tratamiento que les aplican para su mantenimiento. Pero en este caso, recomendaremos las rosas naturales que es una inversión que puedes realizar por muchos años.

Al igual que una persona, las rosas necesitan unos cuidados necesarios para mantenerse en un estado óptimo el mayor tiempo posible.

Como cuidar una rosa

  1. Rosas Cortadas. Bien sea porque tienes un racimo en envase o jarrón con agua o como un gran arreglo, hay que tener en cuenta lo siguiente:
  • Recuerda siempre eliminar las rosas que están marchitas para mantener las rosas que aún se encuentran en buen estado.
  • Debes cambiar regularmente el agua de las flores, para evitar su descomposición y mal olor.

Estas flores requieren no ser colocadas en zonas donde se encuentren demasiada humedad, porque puede aparecer moho en sus pétalos.

  • Cortar los pétalos que veas marchitos para darle más brillo y presencia.
  • Recuerda siempre colocar las rosas en un sitio fresco y soleado ya que de lo contrario, tienen a secarse rápido en ambientes calurosos.
  1. Rosas en una maceta. Las rosas como son flores que requieren de la presencia del sol, deben cultivarse en el exterior.

Las rosas necesitan disfrutar del sol, por lo que siempre es recomendable que estas flores reciban por lo menos 6 horas diarias para su cuidado.

Pero debes tener en cuenta que debes protegerla de los fuertes vientos y el clima lluvioso. Es recomendable sembrarlas en sitios que la temperatura ambiente no exceda de 25°C.

En los climas donde hay frio es donde requiere mayor cuidado, ya que la baja temperatura puede dañarlas, especialmente sus raíces. Las rosas siempre necesitan agua, por lo que debemos mantener el suelo donde la plantemos bien húmedo sin excedernos de agua.

Si las rosas se encuentran en una maceta en un sitio adentro, debes encontrar un lugar fresco que no sea tan caluroso.

Estos son unos sencillos pasos de cómo cuidar una rosa si nuestra intención es cultivar estas hermosas flores. Siempre es importante velar por su sumo cuidado para preservarlas el tiempo necesario.

Características de las rosas para elegir la mejor

Características de las rosas

Las rosas son arbustos o trepadoras (muchas veces colgantes) en su mayoría con espinas y alcanzan entre 2 a 5 metros de alto. Hasta el día de hoy todavía no se conoce la distribución geográfica de muchas de sus especies.

Explicaremos cuales son las características de las rosas comúnmente que observamos en cualquier jardín o maceta. Pocas flores han sido vinculadas al romanticismo como las rosas, estas plantas han sido retratadas en numerosas obras de arte.

También han sido utilizadas en la cosmética, medicina, cocina y rituales sociales.

Se dice que en la Antigua Grecia usaban especies para curar enfermedades y en la Edad Media se les cultivaba para preparar remedios naturales.

Existen referencias de las rosas desde su antigüedad, muchas de ellas provenientes de Asia y África y eran muy codiciadas por su fragancia. En el antiguo Egipto revisando muchas de sus imágenes de esa época, se pueden observar la presencia de rosas antiguas.

Inclusivamente, en la actualidad, zonas como Marruecos y Turquía, la aromaterapia en base de estas plantas ha sido bastante popular. Muchos investigadores han pensado que han sido los griegos quienes fueron los primeros que han llegado a introducir estas flores al resto de Europa.

Características de las rosas segun su especie

  • Su tallo es de arbustos de tallos semileñosos, casi siempre erectos.
  • Sus hojas son pecioladas, con el borde aserrado.
  • Su flor es completamente aromática.
  • Existen más de 100 especies de rosas, algunas, tal vez no coincidan con la clásica imagen que tienes sobre ellas.
  • Las flores son la parte que más llama la atención de estas plantas.
  • Por lo general, ellas tienen 5 pétalos, hay otras que tiene más o menos.
  • Cada pétalo tienen 2 lóbulos y debajo se sitúan 4 ó 5 pétales, de acuerdo con su especie.
  • Son muchos sus colores que podemos encontrar en las rosas, desde el blanco como el rojo, rosado, amarillo, fucsia entre otras.

Las rosas han crecido en todo el mundo sobre todo comúnmente en zonas templadas y subtropicales.

  • La mayoría de sus especies silvestres son de origen del continente asiático, pero se desconoce su origen exacto de su género de su existencia.
  • En la actualidad, la mayoría de estas flores son naturales de Norteamérica, Europa, Asia, varias partes Oceanía así como del noroeste de África.
  • En Norteamérica se extiende desde Alaska hasta México y desde el norte africano hasta China.
  • Sus poderes medicinales, desde los tiempos antiguos, fueron impulsados por varios grupos, encontrando alivio de afecciones de cabeza, ojos entre otros.
    Muchas de las rosas son híbridos de otras especies y por ello les han otorgado un aroma y color más intensos, así como mayor número de pétalos.
    Son las llamadas rosas de jardín y son usadas principalmente como elemento ornamental.
    Son muchas sus especies por lo sería difícil mencionarlas todas, las características de las rosas son iguales en todas ellas no importando su tipo.

Como cultivar girasoles con procesos correctos

Como cultivar girasoles con procesos correctos

El cultivo de esta planta necesitará de un espacio amplio, porque esta alcanza una gran altura.

Se puede plantar tanto en un huerto como en un jardín y así conseguirás darles un toque atractivo y un excelente color.

En los espacios más reducidos como un huerto urbano hay que elegir especies de girasol más pequeñas porque no conseguirás un buen desarrollo con las grandes.

Su siembra se realiza en los meses de primavera, se puede realizar al suelo directamente o en una gran maceta.

Un riego abundante después de la siembra y mantener el suelo húmedo es recomendable para la buena germinación de las semillas.

En las macetas hay que revisar con más frecuencia los riegos, su germinación puede tardar entre una a dos semanas.

En este artículo expondremos cómo cultivar girasoles de manera sencilla y fácil, para tener esa plantación tan deseada.

Los girasoles crecen habitualmente entre 50 cmts y 4 mts depende de su variedad y las semillas pueden ser cosechadas para ser un snack.

Son plantas fáciles de cuidar y resaltan cualquier jardín con enormes pétalos y amarillos.

Cómo cultivar girasoles de manera correcta

  1. Prepara tu jardín eligiendo una variedad de girasoles que se adapten a tu jardín, las puedes encontrar tanto grandes como pequeños.
  2. Busca un buen sitio en el jardín que reciba el sol a todo su esplendor, ya que estas plantas crecen de la mejor manera en climas cálidos.
  3. Busca un lugar protegido del viento, plantándolas junto a una cerca, de lado a una casa o detrás de unos árboles robustos para protegerlas del viento.
  4. Es importante chequear el PH del suelo, ya que las plantas crecen mejor con pH de entre 6,0 y 7,5, aunque pueden crecer en varios tipos de suelo.
  5. Es bueno asegurarse de que el suelo pueda drenar muy bien, ya que un suelo muy húmedo puede dañar las plantas.
  6. Es muy recomendable que el suelo este lo suficientemente caliente para plantar, por lo que el verano, es una excelente estación para hacerlo.
  7. Para plantar las semillas es necesario aflojar la tierra usando tus manos.
  8. Empezar a cavar hoyos de 2,5 cmts, con una distancia de 60 cmts siempre dependiendo de la variedad que piensas en sembrar.
  9. Debes colocar unas cuantas semillas en cada hoyo y cubrirlas.
  10. Hay que mezclar una fina capa de fertilizante después de plantarlas, por lo que se recomienda un fertilizante orgánico.
  11. Regarlas con bastante agua después de plantarlas y fertilizarlas, asegurándote de no inundar el sector.
  12. Cuida las plantas regándola día por medio, ajustándola en épocas muy calurosas o nubladas.
  13. Colócale guías para que no se caigan las plantas por el viento.
  14. Elimina las pestes y moho.
  15. Cosecha las semillas y flores.

Estos son sencillos pasos de cómo cultivar girasoles motivando al lector a la siembra y cosecha de esta planta.