Como cuidar un girasol de forma util

Como cuidar un girasol de forma util

Los girasoles son plantas que comúnmente puedes verlas en verano y vienen en una variedad de tamaños.

Es una flor llamativa y hermosa a la vista, y a su vez, produce una gran cantidad de sabrosas semillas, tiene 2 mil flores miniatura que forman el disco central.

Es originaria de América, se cultiva como una planta anual y depende de su tipo pueden llegar alcanzar hasta 3m de altura.

Prácticamente tienen el color amarillo como el sol, independientemente de cualquier especie.

A continuación te mostraremos algunos consejos de cómo cuidar un girasol. Cultivar los girasoles es bastante sencillo y sus cuidados no requieren de mucho esfuerzo.

Si la especie es anual pues va a depender del tipo de cultivo que realicemos, por ejemplo, en semillas, realizaremos su plantación en primavera directo a la tierra.
No es necesario un riego continuo, muy diferente a otras plantas si la necesitan, si la riegas frecuentemente acabarías matándola.

Puede ser más recomendable regarla 20 días antes y después que aparezca las flores.

Estas plantas crecen de una manera muy rápida que son excelentes para colocarlas en macizos e inclusive para plantar en macetas.

Aunque también su rápido crecimiento puede generar también la creación de malas hierbas y con estas hay que tener sumo cuidado para no dañar las plantas. Se pueden eliminar fácilmente utilizando productos químicos o hacerlo de manera tradicional con una azada.

Pasos Cómo cuidar un girasol

1. Regar los girasoles jóvenes todos los días, ya que ellos necesitan abundante agua mientras se establecen.
Es importante mantener el suelo húmedo, más no tan empapado, hasta que vayan emergiendo.
2. Hay que fertilizar los girasoles si el suelo no es fértil, aunque el girasol no necesita fertilizante, si tu suelo es pobre, agrega uno de liberación lenta.
3. Proteger los girasoles de las plagas, sobre todo de las babosas y los caracoles.
Puedes utilizar rodeando tus plantas con repelentes de babosas o realizar tus propias “trampas de cerveza” para que las babosas caigan.
4. Buscar las hojas amarillas, hay un hongo llamado mildiú lanoso que puede presentar un gran problema para la planta.
Debes revisar regularmente la planta para encontrar la presencia de este hongo y eliminarlo totalmente.
5. Reducir el riego para los girasoles maduros, ya que una vez que hayan desarrollado una raíz profunda, ellas serán muy resistentes a las sequias.
6. Asegurarse con estacas los girasoles cuando haga viento, ya que las puede dañar gravemente.
Es conveniente atarlas a un soporte resistente utilizando un trapo o cualquier material suave.
En el caso de los girasoles muy grandes puede ser necesario colocar una barrera contra el viento, para protegerlos del mismo cuando se avecine.
Estos son solo unos pocos pasos de cómo cuidar un girasol que es considerado una de las plantas más fácil de cuidar.

Leave a Reply