Como cuidar una rosa

Como cuidar una rosa

Las rosas son una de las plantas más sencillas que las puedes encontrar comúnmente en casas y jardines, ya que estas flores embellecen cualquier lugar. Por su agradable fragancia y su estilo de colores son una de las flores favoritas para regalar en ramos para cualquier ocasión.

Por este motivo, sembrar rosas se ha convertido en una idea fabulosa, pero debes tener en cuenta que requiere de muchos cuidados para evitar que se marchiten. En este artículo te mostraremos varias formas de cómo cuidar una rosa para embellecer cada día más tu jardín o maceta.

También es muy probable que muchas veces optemos por comprar rosas naturales preservadas. Su principal diferencia es que no requieren tantos cuidados como las que sembramos habitualmente.

Ellas cuentan con un compuesto químico que les permiten durar mucho tiempo, gracias a un tratamiento que les aplican para su mantenimiento. Pero en este caso, recomendaremos las rosas naturales que es una inversión que puedes realizar por muchos años.

Al igual que una persona, las rosas necesitan unos cuidados necesarios para mantenerse en un estado óptimo el mayor tiempo posible.

Como cuidar una rosa

  1. Rosas Cortadas. Bien sea porque tienes un racimo en envase o jarrón con agua o como un gran arreglo, hay que tener en cuenta lo siguiente:
  • Recuerda siempre eliminar las rosas que están marchitas para mantener las rosas que aún se encuentran en buen estado.
  • Debes cambiar regularmente el agua de las flores, para evitar su descomposición y mal olor.

Estas flores requieren no ser colocadas en zonas donde se encuentren demasiada humedad, porque puede aparecer moho en sus pétalos.

  • Cortar los pétalos que veas marchitos para darle más brillo y presencia.
  • Recuerda siempre colocar las rosas en un sitio fresco y soleado ya que de lo contrario, tienen a secarse rápido en ambientes calurosos.
  1. Rosas en una maceta. Las rosas como son flores que requieren de la presencia del sol, deben cultivarse en el exterior.

Las rosas necesitan disfrutar del sol, por lo que siempre es recomendable que estas flores reciban por lo menos 6 horas diarias para su cuidado.

Pero debes tener en cuenta que debes protegerla de los fuertes vientos y el clima lluvioso. Es recomendable sembrarlas en sitios que la temperatura ambiente no exceda de 25°C.

En los climas donde hay frio es donde requiere mayor cuidado, ya que la baja temperatura puede dañarlas, especialmente sus raíces. Las rosas siempre necesitan agua, por lo que debemos mantener el suelo donde la plantemos bien húmedo sin excedernos de agua.

Si las rosas se encuentran en una maceta en un sitio adentro, debes encontrar un lugar fresco que no sea tan caluroso.

Estos son unos sencillos pasos de cómo cuidar una rosa si nuestra intención es cultivar estas hermosas flores. Siempre es importante velar por su sumo cuidado para preservarlas el tiempo necesario.

Leave a Reply