Como trasplantar una orquídea rapidamente

Como trasplantar una orquídea rapidamente

Las orquídeas se pueden dividir y trasplantar como cualquier otra planta, pero por su sensibilidad, debes llevar el proceso con cuidado para prevenir su trauma.

En este artículo nombraremos unos pasos de cómo trasplantar una orquídea para lograr un proceso adecuado.

Cómo trasplantar una orquídea.

  1. Remoja la maceta de la orquídea en agua por varias horas antes de trasplantarla.
  2. Quitar la orquídea de la maceta, sosteniéndola por la base de la planta con la palma de una mano cubriendo la superficie de la tierra.

Debes hacerlo sobre un lavadero, cubeta o papel periódico para recoger la tierra que se vaya cayendo de la maceta.

Voltea la maceta con la otra mano para que la planta caiga a tu mano.

Si la raíz se encuentra pegada a la maceta original, no la remojes, ya que puede no causar que suelte su agarre completamente.

Es necesariamente, despegar con cuidado las raíces usando los dedos.

  1. Sacudir cualquier exceso de tierra y remojar las raíces en un chorro de agua en su estado ambiente.
  2. Inspeccionar la planta cuidadosamente, retirando cualquier tallo, hojas o flores en mal estado, dañadas o muertas.
  3. Dividir la orquídea si quieres hacer varias plantas, por cada nueva planta se requiere por lo menos 3 bulbos saludables para su crecimiento.

Se requiere esterilizar un filoso cuchillo calentándolo con un soplete, aunque también puedes usar alcohol o cloro para desinfectarlo también.

Deberás cortar la rizoma en los lugares que has decidido dividirla.

Rocíale el fungicida o canela en polvo sobre las superficies donde están cortadas para sumergir cada planta en un compuesto para raíz.

  1. Colocar una sola capa de piedras pequeñas y limpias al fondo de cada maceta para que ayude a drenar sin problemas.
  2. Llenar las macetas nuevas con un medio para macetas específicamente para orquídeas, ya que se necesita para sostener las raíces.
  3. Humedecer la tierra antes de colocar la planta dentro de ella, evitando regarlas inmediatamente después de trasplantarlas si las divides.

Si las riegas corres el riesgo de quitarle el fungicida que está compuesto para raíces.

  1. Dejar las orquídeas recién plantadas en la sombra de 7 a 10 días mientras se ajustan, regándolas cuidadosamente utilizando una botella con atomizador durante ese tiempo, usándola cuando era necesario.
  2. Mover las plantas de regreso a la luz solar y continuar regándola normalmente.

Las orquídeas deben trasplantarse cuando las mismas son demasiadas grandes para las macetas o cuando su medio de crecimiento haya decaído.

Su crecimiento puede haberse desintegrado tanto no circula el aire apropiado para secar sus raíces.

Si no recibe una buena circulación de aire en la tierra, las raíces de esta planta pueden pudrirse.

Su mejor momento para realizar su trasplante es exactamente después que hayan  retoñado nuevamente, así que no las muevas mientras florecen.

Ahora tienes una idea clara de cómo trasplantar una orquídea.

Leave a Reply